Seleccionar página

Si eres de los padres que al llegar al médico le dicen: “dele inyecciones porque son mejores” o “ no consigo que se tome el medicamento, mejor inyéctela” o la tan famosa “ inyectado le funcionara más rápido, inyéctelo Dr”. Te tengo una mala noticia: no es cierto.

Actualmente se disponen en el mercado de antibióticos vía oral de un buen sabor y hasta aroma, además de que siendo realistas la mayoría de las infecciones de vías aéreas en los niños son de etiología viral, ¿qué quiere decir esto? Que los antibióticos no tienen nada que hacer en un cuadro de resfriado común, simplemente no están indicados, aunque el paciente tenga fiebre.

¿Y que hay de las diarreas en los niños?

Ocurre lo mismo, la mayoría de los cuadros diarreicos no necesitan antibióticos, lo que requieren es una adecuada hidratación, controlar el vómito (si es que existiera), medidas dietéticas y otros fármacos, pero a menos que se documente una infección bacteriana no requieren antibióticos.

¿Qué pasa si por si las dudas le doy antibiótico?

Si no es alérgico a dicho antibiótico es posible que en una primera vez no pase nada, ¿pero que crees? No estamos solos, ni siquiera en nuestro cuerpo, las bacterias que sobrevivan a ese antibiótico que le diste lo más probable es que evolucionen para sobrevivir y creen resistencia bacteriana, lo que estaría causando que en vez de que requiera un antibiótico de primera línea posiblemente requiera de un antibiótico de segunda o tercera generación, dependiendo de cada caso.

Cada día son más frecuentes las infecciones por organismos resistentes a antibióticos, lo que lleva a un aumento en la mortalidad y los costos asociados a la atención medica; además cada vez es más difícil curar infecciones.

Te dejo las siguientes recomendaciones:

Deja la responsabilidad de la prescripción de antibiótico en manos de tu médico.

En caso de requerir antibiótico es importante que completes los días indicados.

Y debes de tener mucha paciencia e imaginación para darle los medicamentos vía oral a tu hijo.