Seleccionar página

1.- Pregunta TODAS tus dudas.

Infórmate acerca de la enfermedad de tu hijo, actualmente hay un gran acceso a la información incluyendo los temas médicos, tenemos la web al alcance de nuestra mano. Te recomiendo que si vas a buscar información acerca de la cirugía o la enfermedad de tu hijo lo hagas en lugares serios, además de que puedes echar mano de grupos para padres, donde diferentes padres cuentan sus experiencias.

Sin embargo donde debes de preguntar todas tus dudas es en la consulta médica, confía en el cirujano pediatra y hazle todas las preguntas que tengas, puedes incluso un día antes anotarlas y llevarlas a la consulta.

En ocasiones se solicitaran exámenes de laboratorio y estudios complementarios de rayos X, dependiendo de cada caso en especial, incluso puede ser necesario tener disponible sangre cruzada, en cada caso tu medico te explicará.

 

2.- Consentimiento informado.

Antes de la cirugía el cirujano pediatra te explicara el diagnostico de tu hijo, la cirugía propuesta,  incluyendo las posibles alternativas de tratamiento, los beneficios y los riesgos de la cirugía, esto se queda plasmado en un documento que se llama consentimiento informado, es el momento en que debes de hacer las preguntas que no te hayan quedado claras.

 

3.- Tranquilízate, no dejes que se te note el nerviosismo.

Es normal si van a operar alguno de nuestros hijos que nos estresemos, pero es muy importante que no permitamos que nuestro hijo nos vea preocupados o llorando, debemos de mantener la fortaleza, hacerlo sentir seguro y cómodo, aunque por dentro estemos preocupados, esto servirá mucho para que el niño este tranquilo y sea menos estresante para el momento de la cirugía.

 

4.- Anestesia.

La gran mayoría de las veces el anestesiólogo que trabaja con el cirujano pediatra es también anestesiólogo pediatra o tiene muchísima experiencia en la atención de pacientes pediátricos, si lo deseas puedes pedir una consulta preoperatoria para que te expliquen acerca de la anestesia, los riesgos y los beneficios de la anestesia que el anestesiólogo te estará recomendando para tu bebé.

 

5.- Tipo de cirugía.

Actualmente existen diferentes maneras de abordar una enfermedad quirúrgica, por cirugía tradicional o cirugía de mínima invasión, cada una tiene sus indicaciones, beneficios y riesgos en cada caso en particular, es importante que investigues como operaran a tu hijo y los cuidados que le darán después del procedimiento.

 

Te lo digo por experiencia, los niños son maravillosos, la mayoría de las veces los padres se sorprenden al ver la rapidez con que se recuperan de un procedimiento quirúrgico y lo bien que están, confía en el cirujano pediatra, si tienes algún otro tip o consejo compártelo, si te gustó comenta y comparte la entrada.